ENGLISH  ·  CATALÀ  ·  ESPAÑOL   

Imagina como sería el día para ti ...compartir oficina


8:15

Me he levantado en hora, he podido desayunar algo en casa y ya he hecho todo lo que tenía que hacer antes de ir a trabajar al coworking (comparto oficina). Increíble, ¡voy bien de tiempo! Cojo mis cosas y salgo de casa. Me siento bien y ya no tengo excusas, hoy iré en bici al despacho :-)

Recorro las calles sintiendo el aire fresco y denso de la mañana y pedaleada tras pedaleada me voy activando. Mientras la ciudad recobra poco a poco su pulso, me relajo mirando las fachadas de los edificios y en breve llego a mi destino: una oficina compartida de alquiler en Barcelona. Dejo la bici en la parada del bicing y subo al despacho.

Saludo a los compañeros, saco mi material de la consigna, enciendo el portátil, dejo el tupper en la nevera y me preparo un Nespresso. ¿Hay mejor forma de empezar el día?
– Sí, comparto este momento con otr@ emprendedor que ya ha llegado al coworking.

8:55
Me siento en mi mesa, abro la agenda y planifico la mañana: media hora para llamadas, la reserva de la sala de reuniones para un cliente y el resto libre para seguir trabajando. Avanzo rápido, estoy concentrad@ y el tiempo me está cundiendo ¿será que al compartir oficina trabajo mejor?

11:15

Después de un par de horas me apetece descansar un poco y levanto la vista: la oficina compartida se ha ido llenando pero Juan no ha llegado todavía. Saco un refresco de la nevera y me cruzo con la nueva coworker de la mesa de la esquina.
- Hola! Yo soy (...) ¿cómo te llamas?
- Berta.




Formulario de contacto >







Salimos a la terraza. Me cuenta que hace poco que se mudó a Barcelona y que no encontraba nadie para compartir oficina y hacer sus traducciones. "Trabajar en casa es muy duro, no tienes horarios”. Es maja y creo que me ayudará con algunos textos que tengo que preparar. ¡Genial! Un descanso, des-conexión y encima hacemos negocio. ¡No está mal esto del coworking!

Aparece por la puerta de la oficina un cliente sin avisar –en fin siempre hace lo mismo-. Le acomodo en la recepción mientras preparo unos papeles para entrar en la sala de reuniones, necesitaremos confidencialidad.

12:55
La mañana está llegando a su fin y salgo de mi coworking en Barcelona para reunirme con un proveedor. Está lejos, en Plaza España pero esto de tener el metro en la puerta de la oficina de cowork te ahorra tiempo y energía.

14:05
Regreso al coworking, caliento mi Tupper y como con Juan que ya ha llegado. Me comenta su mañana, yo la mía y echamos unas risas. Dos horas más de trabajo y ya habré terminado mi jornada.

Aprovecho que son las 6 para salir puntual del coworking space, me acerco a una terracita de Gracia y llamo a una amiga mientras veo algunos turistas sentados a mi alrededor. Quedamos en una esquina y recorremos Gran de Gracia parándonos de vez en cuando en alguna tienda: ¡esta calle es un boulevard!

Ha sido un buen día, he trabajado, generado contactos y me he divertido. ¿cómo será el coworking mañana?